LA FESTA DEL SEA OTTER

Hay momentos que tienen música propia, que los vives desde el momento que decides ir, hasta que estás allí, y cuando regresas al día a dia necesitas tiempo para digerir tanta emoción.

El público que nos visitó coincidió, y nosotros lo sabemos somos especiales,

aun siendo el sector como es, también coincidimos en ello, elitista, homogéneo y muy competitivo. Tampoco tuvimos la suerte de que ningún medio nos visitara, y eso que lo teníamos todo preparado, notas de prensa, documentación, fotos … pero nos divertimos y sobretodo pasó lo que tenía que pasar que muchas de las personas que no encontraban en este sector soluciones para sus características particulares, sean la que sean, vinieron a vernos y da ahí esperamos que nazca pronto una colaboración entre seres que no tienen más que pasión y valores por lo que hacen.

¿Y cuan rentable es eso?

Si la moneda es el agradecimiento, la satisfacción del trabajo bien hecho, hacer las cosas así, a mano, a piel y a sentimiento, sigue sin tener precio y es nuestro objetivo. Algo con lo que convivimos cada día en un mercado muy especial.

Ofertas de carpas tuvimos un montón 😉

Luis, y yo misma nos hemos empeñado en sacar esta marca a delante, porque tiene todas esas cosas en las que creemos humanidad, humildad, emoción, pasión y eso te rodea de personas que sienten y piensan igual, y ese ha sido el mejor resumen de 3 dias intensos de evento, que aun llevamos tras nuestras espaldas intentando seguir en nuestro camino de convertir CAMPMAJO en lo que es:

Una marca de calidad y con valores

Gracias a todos por estar allí con nosotros #TodosSomosEspeciales

Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*